martes, 4 de abril de 2017

Las trompetas anunciadoras de la primavera


El lunes día 27 de marzo, Begoña Zorrakin, Ana Fernández, Santi Patino y Javier Elorza realizamos una excursión al macizo de CastroValnera para poder admirar en plena antesis estas bellísimas flores que nos indican que la primavera ya está aqui.
Narcissus triandrus

Después de la parada habitual en Agüera para proveernos de “choripan”, iniciamos por Espinosa de los Monteros la subida del puerto de la Lunada donde su cota más alta estaba aún cubierta de nieve. En una corta parada verificamos la presencia de una población de Narcissus triandrus  en un joven robledal junto a la carretera.  Continuando la marcha y, entre restos níveos, gozamos de varias poblaciones de los dos narcisos más frecuentes en estas montañas Narcissus bulbocodium y Narcissus nobilis. 

Narcissus bulbocodium
Narcissus nobilis

Narcissus x Zorrakinii
Por mucho que nos empeñamos no conseguimos encontrar el híbrido entre ambos, que años antes habíamos descrito con el nombre de Narcissus x zorraquinii en recuerdo de nuestro buen amigo, gran dibujante y excelente persona que fue Iñaki Zorrakin. Su hermana, que era una de las excursionistas, hizo grandes esfuerzos para poder localizar algún ejemplar a pesar del intenso viento frío que nos dejó ateridos.

En cambio sí localizamos en un punto tres ejemplares de Narcissus asturiensis que no pudieron por menos que despertar cierta curiosidad.

Narcissus asturiensis










Nos dirigimos después a una zona algo más abrigada, donde vimos el comienzo de la floración de Salix cantabrica  y algunos ejemplares de Arabis alpina que lucían tímidamente sus blancas flores. 

Arabis alpina


Después siguiendo el valle de rio Seco, llegamos a un lugar paradisíaco donde entre verdes prados, y “txabolas” pasiegas, los restos de nieve embellecían más si cabe la profusa eclosión de las flores posiblemente más bellas de la naturaleza. Allí estaban luciendo su colorido las dos especies de narcisos y tampoco logramos localizar su híbrido. Algunas Caltha palustris y numerosos dientes de perro, Erythronium dens-canis, intentaban enseñarnos sus peculiares flores. También, bajo la indiferente a tanta belleza mirada de los aerogeneradores, numerosos  brotes de Gentiana lutea.
Caltha palustris
Erythronium dens-canis
Gentiana lutea
Foto de grupo


Después de esta gozosa mañana, pensamos que era ya el momento de degustar el “choripan” por lo que en una taberna de las Machorras, con un buen crianza, nos deleitamos gástricamente.

Al regreso, realizamos una incursión a la zona de Cornejo-Merindad de Sotoscueva donde, a las orilla del río Ulemas, vimos Primula veris, Romulea bulbocodium, Helleborus viridis, Viola riviniana y Equisetum hyemale.

Primula veris
Romulea bulbocodium
Helleborus viridis
Viola riviniana
Equisetum hyemale
Satisfechos del  magnífico día que pasamos tanto de las conversaciones botánicas como del gran ambiente de paz y amistad vividos, llegamos a Sestao antes del ocaso.  

Texto: Jabier Elorza
Fotos: Jabier Elorza, Santi Patino y Begoña Zorrakin

martes, 28 de febrero de 2017

En busca del Ophiglossum

O. lusitanicum
Ophioglossum es un género de pequeños helechos del que actualmente se conocen más de 40 especies en todo el mundo. En nuestro entorno sólo se desarrollan tres de ellas: lusitanicum, vulgatum y azoricum. Son plantas vivaces, con pequeños rizomas de los que surgen las frondes, con una parte estéril, una lámina desde lineal a oval, y una parte fértil, con aspecto de espiga y que por su peculiar forma ha dado nombre al género, ya que éste deriva del griego y significa “lengua de serpiente”.


Todas ellas son bastante raras en la Comunidad Autónoma del Pais vasco y, aunque el O. vulgatum se distribuye de forma puntual por todo el territorio, el O. lusitánicum unicamente se conoce del occidente vizcaino y el O. azoricum solo está presente en el territorio de Alava. Su escasez de efectivos, ha propiciado la inclusión de las tres especies en la  Lista roja de la Flora Vascular de la CAVP.
Ophioglossum (de izda. a dcha.) lusitanicum, azoricum y vulgatum  (Imágenes de archivo)
En 2010 detectamos en el Condado de Treviño una pequeña población que consideramos O. lusitanicum, aunque con algunas dudas, ya que la diferenciación de esta especie con O. azoricum es complicada. De hecho, algunos autores diferencian a estas dos especies esencialmente por la fenología, siendo lusitanicum más temprana que azoricum. Por ello, este año nos hemos planteado visitar esta población burgalesa y comparar su estado con la de alguna de las poblaciones de azoricum conocidas en el cercano ZEC de Izki.

Así, la primera parada es cerca de Aguillo (Burgos), donde conseguimos localizar frondes estériles de Ophioglossum, pero aún no se observaba ninguna parte fértil.  
Ophioglossum incipientes hallados
Por el camino se empezaba a ver el despunte de la primavera, con ejemplares en flor de Helleborus foetidus, además, durante la búsqueda hemos hecho otro hermoso descubrimiento: el primer narciso de la temporada, un N. asturiensis solitario. También hemos encontrado numerosas hojas de orquídeas, tan características, que anuncian inequívocamente el final del invierno.


La segunda parada es en el ZEC de Izki, ya en territorio alavés. En un claro del marojal, donde ya habíamos cartografiado años atrás una población con varias decenas de ejemplares de O. azoricum, no conseguimos encontrar ni un sólo fronde. En este corto paseo hemos visto Thymelaea ruizii floreciendo, aunque todavía es pronto para las demás especies de flora del lugar.

Hemos localizado una de las poblaciones de Ophioglossum, aunque habrá que volver, y también hemos disfrutado de un precioso día de invierno, templado y luminoso. El melojo ha sido el árbol dominante pero también hemos visto bosquetes de abedules, quejigos, y según ambientes, acebos, enebros…  El objetivo era botánico pero es imposible salir al campo y no entretenerse con tantas otras maravillas, descubriendo huellas de tejones y gatos monteses, admirando los primeros vuelos de algunas mariposas, o escuchando ya a algunas aves que comienzan a prepararse para la primavera. Regresamos satisfechos y planeando nuevas salidas. 

Texto: Amador Prieto y Santi Patiño
Fotos: Jabier Elorza, Santi  Patiño y Begoña Zorrakin


jueves, 16 de febrero de 2017

ARBOLES DE BILBAO 1: ALGUNOS ÁRBOLES INTERESANTES DEL PARQUE DE BILBAO


En el parque de Doña Casilda de Iturriza situado en el centro de la Villa, hemos catalogado más de 80 especies de árboles y seleccionado entre ellos algunos que destacan por su rareza en Euskalherria o por su notable belleza.

Posteriormente realizaremos el estudio de la mayoría de las especies cultivadas en la Villa de Bilbao. El mapa se irá actualizando en próximas entradas.

Por limitaciones de espacio en esta primera página dedicada a los árboles de Bilbao, describiremos 18 especies; su localización en el parque la encontraréis pinchando aqui: 
BRACHICHITON POPULNEUM 
Conocido vulgarmente como “árbol botella” pertenece a la familia Malvaceas y es oriundo de Australia. Posee un tronco engrosado para almacenar agua que utiliza en climas secos. Los indígenas comen sus frutos tostados y usan sus hojas para forraje del ganado.

CASUARINA EQUISETIFOLIA

Llamado “pino australiano” procede además de lo que nos indica su nombre, de Malasia y Polinesia. En contra de su nombre vulgar no tiene nada que ver con la familia de los pinos ya que forma parte de las Casuarinaceas. Su corteza es muy rica en tanino por lo que se ha utilizado en medicina popular como astringente.

CINNAMOMUM CAMPHORA

El alcanforero es un hermoso árbol de hoja perenne de la familia Lauraceas oriundo del Extremo Oriente. Por destilación de su madera se obtiene el aceite de alcanfor. 
Es tóxico sobre todo para los pájaros y se ha usado en medicina.


ERYTHRINIA CRUS-GALLI

El ceibo o árbol del coral es una Fabacea originaria de Sudamérica. Es la flor nacional de Argentina y Uruguay.


GINGKO BILOBA

El gingko o árbol de las pagodas es un fósil viviente único representante de su orden  que pobló la tierra en el Mesozoico. Es originario de China y sagrado para los budistas. Es un árbol dioico con pies masculinos y femeninos separados.
En su día publicamos una entrada dedicada a este singular árbol.



GREVILLEA ROBUSTA

Mal llamado “roble australiano” pertenece a la familia Proteaceas aunque eso sí es originario de Australia. Puede ocasionar dermatitis por contacto en personas con piel sensible.



JACARANDA MIMOSIIFOLIA

Bello árbol con profusa floración de la familia Bignoniaceas originario de Sudamérica.
Toda la planta resulta tóxica pero a pesar de ello, se ha usado en medicina popular contra numerosas afecciones. Su madera es excelente.
 
LAGUNARIA PATERSONII

El árbol pica-pica originario de Australia e isla de Norfolk es de la familia Malvaceas. 
Sus frutos contienen pelos como agujas de vidrio que producen un intenso picor. De ahí el nombre de pica-pica.


LIRIODENDRON TULIPIFERA

El tulipífero de Virginia de la familia Magnoliaceas, es símbolo nacional en los estados de Indiana, Kentucky y Tenesse. Su madera es blanca y sus flores son melíferas en el Este de Estados Unidos.

   
MELIA AZEDARACH

El cinamomo del Sudeste asiáico de la familia Meliaceas  posee frutos narcóticos  utilizados como insecticidas
Las semillas se han utilizado para cuentas de rosario. Se considera un árbol santo en Asia.


METROSIDEROS EXCELSA

De la familia Myrtaceas es endémico de Nueva Zelanda y su nombre indígena es Pohutukawa. Para los maoríes era un árbol sagrado. Sus poblaciones sufrieron una importante disminución debido a la destrucción de su hábitat que es la costa próxima al mar y a la zarigüeya australiana (Trichosurus vulpecula) marsupial, fósil viviente, que come sus hojas. Actualmente el gobierno neozelandés ha plantado más de 600.000 árboles de esta especie y ha concienciado a la población para su protección.
En la Península se conoce desde hace mucho tiempo de la ciudad de ACoruña cerca de la Torre de Hércules. Nosotros vimos su floración en el mes agosto. 
En el parque conocemos un único ejemplar que florece y fructifica con normalidad.


PHYTOLACCA DIOICA

El ombú de la familia Phytolaccaceas es originario de Argentina donde es su símbolo nacional, de Uruguay y sur de Brasil. Existe la creencia errónea de que Hernando Colón hijo de Cristóbal Colón introdujo esta planta en Europa cuando no había estado nunca en Argentina.


SCHINUS MOLLE

Anacardiacea de hoja perenne es también originario de las mismas naciones que el anterior. Es medicinal aconsejándose contra numerosas afecciones de diversa índole y con mucha aceptación para productos cosméticos. Las semillas se usan como pimienta, de ahí su nombre de “falso pimentero”.

  
SEQUOIA SEMPERVIRENS

Es la conífera más alta del mundo pues llega a medir 115 metros de altura y alcanzar un diámetro de 8 metros. También es muy longeva calculándose que puede vivir de 2000-3000 años. Es originaria de California y pertenece a la familia Cupressaceas. 
 Su nombre es en homenaje al jefe cheroqui Sequoyah, aunque su tribu nunca habitó en la zona donde crecen estos gigantes.


SOPHORA JAPONICA

El árbol de la miel se conoce científicamente también con el nombre Styphnolobium japonicum aunque primitivamente era procedente de China. Pertenece a la familia de las leguminosas y se conoce vulgarmente como falsa acacia junto con Robinia. 


TAXODIUM DISTYCHUM

El ciprés de los pantanos  del Sudeste de Estados Unidos pertenece a la familia Taxodiaceas. Además de en el parque existe un gran ejemplar en los jardines de la Universidad de Deusto y otro en el de la Misericordia..












JUBAEA CHILENSIS

De las siete especies de palmeras (Arecaceas) que encontramos en el parque, la más llamativa tal vez sea ésta, originaria de Chile, llamada can can entre otras denominaciones y única representante de su género. Su fruto se conoce como “coquito” y de su tronco se obtiene la “miel de palma”. Su nombre científico es en honor del rey Juba II de Mauritania.


DRACAENA DRACO

Pertenece a la familia Agavaceas y es endémica de la Macaronesia aunque se conoce también de Marruecos. Es el símbolo vegetal de Tenerife siendo famoso el drago milenario de Icod de los Vinos. 
En nuestro parque hay tres ejemplares de pequeño tamaño.

Texto y fotos: Javier Elorza
Mapa localización: Jabier Balentzia